Un poco de intro

Aquí tienes una de las tartas más famosas del mundo de repostería: la Red Velvet o terciopelo rojo.
 
Se trata de una tarta con bizcocho con ligero sabor a cacao y vainilla con una cobertura de queso dulzona.  Una verdadera delicia 🙂 

INGREDIENTES

Para el bizcocho

Mantequilla sin sal

130 gr 

Bicarbonato

1 cucharadita

Vinagre vino blanco

1 cucharadita

Azúcar

270 gr

Harina de trigo

300 gr

Huevos

2 talla M

Cacao en polvo

1 cucharada sopera

Leche entera

230 gr 

Esencia vainilla

1 cucharadita

Zumo limón

1 cucharada sopera

Colorante rojo

1 cucharada

Para la cobertura de queso

Mantequilla sin sal

150 gr

Queso crema

600 gr

Azúcar glas

200 gr

Utensilios recomendados

Tamizador

Puedes usar un tamizador o un colador

 

Varillas

Puedes utilizar la manual o la mecánica

Boles

Para mezclar las diferentes partes de la tarta

Batidora

Puede ser la normal o la batidora de pie

Báscula cocina

Para medir las cantidades de cada ingrediente (o a ojo)

Horno

Para hornear la parte del bizcocho

Instrucciones paso a paso 

Paso 1 : ButterMilk

Pon los 230 gr de leche entera en un recipiente y añade 1 cucharada sopera de zumo de limón. Revuelve la mezcla con una cuchara y déjalo reposar hasta que la leche se corte.
Después añade el vinagre, la esencia de vainilla y el colorante rojo. Mezcla todo. 

 

Paso 2 : Tamizado
 Coloca el tamizador o colador encima de un bol y vete añadiendo poco a poco el bicarbonato (1 cucharadita),  el cacao puro en polvo (1 cucharada sopera) y la harina (300 gr).
Puedes ir dando golpecitos o moviendo como mejor te manejes para que se vaya quedando una textura fina. Mezcla todo bien con una cuchara.
Paso 3 : Base mezcla bizcocho

Coge un bol grande para preparar toda la mezcla final. Añade la mantequilla (130 gr) con el azúcar (270 gr).
Ahora casca un huevo en el bol y bate hasta que se quede homogéneo. Coge el otro huevo y haz lo mismo. 

Paso 4 : Mezclar todas las preparaciones

En el bol grande  de la mantequilla y el azúcar echa poco a poco la preparación de ButterMilk (paso 1) y mezcla despacio hasta que quede homogéneo.

Después añade la mezcla de los tamizados de paso 2. Remueve lentamente. No batas ni lo mezcles con la batidora, porque eliminarás la cremosidad de la mezcla.

 

Paso 5 : Hornear el bizcocho 

Precalienta el horno. Cuando esté listo baja a 170ºC con calor arriba y abajo. 

Introduce la mezcla en el recipiente que hayas escogido para meter al horno. Yo suelo utilizar un molde desmontable para que luego resulte más sencillo extraer la tarta completa. 

Déjalo en el horno unos 30 minutos. (puedes hacer la prueba de meter el palillo y si sale limpio es que está perfecto, ya lo puedes sacar 😉

Ahora tienes que cortar el bizcocho en láminas, serán las capas de la tarta 🙂 Te recomiendo un cortador especial para tartas, o una llamada lira. Pero puedes apañarte con un cuchillo largo que tengas por casa.

Cuando tengas las ‘rodajas’ ponlas una encima de otra y guárdalo en la nevera.  

 

Paso 6 : La cobertura

Añade en un bol la mantequilla (150 gr) y el azúcar glas (200 gr) y mezcla bien. Te recomiendo unas varillas. 

Ahora vete incorporando el queso crema poco a poco y removiendo al mismo tiempo, hasta que logres una mezcla homogénea. 

 

Paso 7 : El monstruo final

Bueno bueno ahora llega el momento de montarlo todo. Mucha calma y paciencia 😉

La mecánica es fácil: Coges una rodaja de bizcocho, la colocas en el plato y vas untando la cobertura por encima.

Vuelves a coger otra rodaja y vuelves a untar con la cobertura. 

Capa por capa , hasta que se acabe.

El toque final es untar todo el bizcocho por fuera con la cobertura. Así cuando cortes un trozo de tarta verás la sorpresa de los diferentes pisos rojos y blancos 🙂  

X